La delicadeza del verano

Esta semana cambio el tamaño de mis sujetos. Hace unos días os compartía imágenes de aves con la una cosa en común, que todas las fotos estaban realizadas a contraluz y a ras de suelo.

Para la foto que os comparto, poco a cambiado, sigue siendo una foto a ras de suelo y a contraluz. Lo que le diferencia de esta foto a las anteriores, es que la luz es artificial y que el sujeto fotografiado es un poco mas pequeño.

En verano con el calor bien entrado, el fotografiar aves se convierte en algo mucho menos agradecido. La luz es mucho mas dura que en otras estaciones y el calo es mucho mas inaguantable. Pero es una buena época para dedicársela a los pequeños seres que muchas veces pasan desapercibidos para la mayoría de las personas.

Es una buena época para fotografiar insectos. Desde las mariposas o arañas hasta los escurridizos Zapateros. La ventaja de estos individuos es que si los conoces, y con un trabajo de campo previo, puedes entretenerte mucho.

Esta foto concretamente fue de esas que te encuentras. Pasean por el bosque con mi perro me la encontré posada y como no había manera de conseguir una composición limpia y bonita decidí sacar el flash y resaltar únicamente la silueta de la mariposa y la planta.

 

Esta entrada fue publicada en Fotografia, Macro, Naturaleza, Nature, Photography y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *