Amanecer postapocaliptico

Poco a poco se va aproximando una “nueva normalidad”, como lo llaman los medios, aunque a mi no me guste llamarlo así. Y pronto podremos empezar a movernos entre diferentes provincias, incluso coger un avión y un barco.

Son dos los lugares que mas ganas tengo de poder visitar. Por un lado mi amada Ibiza, no solo por lo que siempre me ofrece la isla, si no también por poder ver a mi familia. Por otro lado, y mas cerca de donde resido, también esta Río Tinto, otro lugar que cada vez que lo visito me regala cosas increíbles. Quizás sea el lugar que primero visite una vez que pueda salir de Granada, por la proximidad y por la seguridad del viaje.

Esta imagen es de la primera vez que visité Río Tinto. Desde entonces intento visitarlo mínimo una vez al año. Si lo visitas con muy entrada la primavera ,o en verano, el calor hace estragos haciendo que las jornadas sean agotadoras.

Rio Tinto es muy exigente para la fotografía. Aquí es vital la creatividad, y las condiciones de extremo calor hacen que la creatividad se vea castigada por el cansancio. El estar metido en el agua haciendo fotos podría ser gratificante, pero es imprescindible el uso des botas altas o un vadeador y precisamente no ayudan a refrescarse.

Si el calor no permite poder visitar Rio Tinto, tocará esperar al otoño.

Un saludo para todos y todas.

Esta entrada fue publicada en Andalucía, Fotografia, Naturaleza, Nature, Paisaje, Photography, Travel, Viajar, Viajes y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *