Acariciando el cielo

Acariciando el cielo

Esta semana traigo una serie de imágenes que para mí siempre resulta un reto, las montañas. Algunas veces fotografiadas desde un la altura, otras veces a sus pies, pero siempre presentan un reto para mí. Es algo en lo que llevo años queriendo dedicarle mas tiempo.

 

El limite del boques

La primera foto es del Peñalara en pleno temporal de nieve. Sin duda uno de esos días que tan contento he vuelto a casa. El momento vivido, la nieve, la niebla, la soledad en pleno invierno.

 

 

Entre niebla y nubes

Esta segunda foto es de uno de los lugares de Sierra Nevada que más visito, debido a la cercanía de casa. Un par de veces al año suelo ver nevado el Trevenque, ese pico que se ve en la izquierda de la imagen, pero era la primera vez que la nieve llegaba hasta mucho mas abajo, cubriendo los arenales del Trevenque de nieve.

Surgiendo de la niebla

La última de las fotos es de una de las montañas más pequeñas que más me han atraído. Este lugar puede ser uno de los más fotografiados de Islandia, pero cada foto es distinta una de otra. Es una lugar cambiante que constantemente se va transformando y ofreciendo cosas distintas. Cuando yo lo visité, después de dos días detrás de fotografiar este lugar con los colores que ofrece Islandia en verano, pero con suerte pude ser algunos de sus picos unos instantes.

 

Con esto acabo esta serie de fotos de esta semana. La semana que viene volveré con una nueva serie de fotos.

Mientras tanto pasad una buena semana!

Esta entrada fue publicada en Amanecer, Andalucía, Atardecer, Fotografia, Landscape, Naturaleza, Nature, Paisaje, Photography, Travel, Viajar, Viajes y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *