Dos días fotografiando fauna en Calera y chozas

Dos días fotografiando fauna en Calera y chozas

Como anuncié hace un par de días aquí tengo el nuevo post.

En esta ocasión vengo a contaros un poco como ha sido mi experiencia en los hides de Calera y chozas, gestionados por José David. He seleccionado un pequeña parte de las fotografías realizadas estos días. Con el tiempo iré publicando más en mis redes sociales y la web.

Junto a mi amigo Miguel Rubio decidimos hacer un par de sesiones, una por día. Los que elegimos hacer fueron Abejarucos y Carracas. Dos especies muy similares en cuanto a rasgos y características. Muchos colores, vienen a España desde África a reproducirse entre primavera y verano, habitan en zonas de secanos. Con la diferencia de que las Carracas son mucho más delicadas a la hora de trabajar desde un hides.

Son más desconfiadas y sobretodo su estado de supervivencia es más delicado. Es una de las aves que se ve afectada por el cambio que ha tomado la agricultura en la actualidad. Y al igual que rapaces como Cernícalos o Lechuzas a la ausencia de lugares donde poder instalar los nidos dificulta más la tarea.

Espalda de color

Bueno, como digo cada día hacíamos una sesión. Las sesiones eran de tarde, eso quiere decir que entrábamos a los hides a primera hora de la tarde, sobre las 4:30 y 5:00.

El primer día hicimos los Abejarucos. A pesar de ser una fecha muy avanzada la actividad fue bastante ajetreada, incluso pudimos captar varias copulas. Lo habitual es que estas copulas se puedan ver a principios de Mayo y a principio de Junio ya estén incubando.

Amor

La luz fue variando durante la tarde dejando unos colores muy bonitos. La ultima hora que quedaba la luz más amarilla y suave fue la que menos actividad tuvimos. A pesar de ello la satisfacción de la sesión fue muy buena.

 El regalo

Flecha

Como he dicho, a estas alturas del año no pensaba que tuviéramos tanto ajetreo incluso que pudiéramos fotografiar copulas.

Respecto a los hides, los posaderos muy bien seleccionados y situados, estando a una buena distancia. Y con un fondo homogéneo muy limpio para tener las aves sin nada que desvíe la atención de las aves.

El vuelo

Arriba y para dentro!

Al día siguiente teníamos la tarde planificado con la Carraca, pero la mañana estaba libre. Ya que habíamos ido a Calera y chozas, no nos íbamos a quedar en el hostal. Después de estar investigando y preguntando descartamos salir a hacer nada de paisaje y fuimos en búsqueda de Corzos.

Aunque para paisaje ya hemos apuntado alguna localización, para próximas visitas.

El duende del bosque

Por el camino hacia un sitio de la zona disfrutamos de unas vistas bastante bonitas y pudimos ver los primeros Corzos cuando apenas aún había empezado a amanecer.

Corzo ibérico

Llegamos a la zona que buscábamos, y fue todo un éxito. Pudimos ver bastantes corzos. Incluso a una madre con un par de crías a lo lejos.

Entre plantas

A media mañana volviendo al hostal tocaba parar para marcar un los sitios que habíamos visto para hacer paisaje en Photopills.

En una parada junto al río Tajo, fué tal la indignación de la presencia de basura. No pudimos evitar recoger toda la basura que pudimos.

En el hostal era momento de comer un poco y refrescarse y de cargar baterías y vaciar tarjetas. el calor apretaba y la sesión de la Carraca había ganas.

Ya comidos, refrescados, y con las baterías cargadas y tarjetas vacías, tocaba ir a por la Carraca!

Orgullosa

En este caso era mucho más delicada la especie. Como he dicho antes es mucho más desconfiada. Al contrario que los Abejarucos, cría de manera individual y en lugares más inaccesibles.

A los pocos minutos de estar dentro del hide las Carracas hicieron la primera aparición. Nos contó José Davis que al contrario que los Abejarucos entrarían únicamente 3 o 4 veces en toda la tarde.Y que haríamos menos fotos, Aunque al par de horas o tres ya habían aparecido esas 3 veces. Y al final de la sesión teníamos una tarjeta llena de fotos.

Luchadores por la prole (Panorámica de dos fotos)

Estuvimos metidos en el hide hasta casi las 22, cuando apenas había luz. Y finalmente nos llegó a entrar unas 6 veces diferentes, individualmente y de manera conjunta.

Reclamo al sol

 

El grito

En esta ocasión no pudimos captar ninguna copula, ni ninguna interaccion en ellas. Aun así salimos muy satisfechos. La luz fue aún más bonita que en los Abejarucos. Y en esta se dejaron fotografiar con esa luz.

Baño de luz dorada

 

Ya después de recoger todas las cosas tocaba volver a casa con muy buen sabor de boca. Y con la referencia de un buen hacer de esta empresa de hides. Que no solo cuida los posaderos y fondos, si no que también tiene en cuenta a las especies. Cosa que por desgracia no pasa en todos los sitios.

Sacudida

Ya se nos queda para el año que viene volver a visitarlo en busca de otras especies.

 

Para algunos que quieran saber más sobre los Abejarucos o Carracas, y no poner aquí un extenso texto sobre estas aves. Os dejo un par de links sobre ellas.

Abejaruco europeo (Merops apiaster) :

https://www.seo.org/ave/abejaruco-europeo-2/

Carraca europea (Coracias garrulus) :

https://www.seo.org/ave/carraca-europea/

Un saludo y buenas luces!

Esta entrada fue publicada en Animales, Birding, Birdlife, Fotografia, Naturaleza, Nature, Viajar, Viajes y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *